8 septiembre, 2022 en Naves Industriales

Los seguros que debe tener una nave industrial

Cuando vas a alquilar una nave industrial para montar tu negocio hay muchos trámites que debes que realizar. Uno de esos trámites son los seguros, que siempre hay que tenerlos en cuenta en todo negocio, sobre todo los que se desarrollan en un inmueble tan específico como lo es una nave industrial. 

¿Qué son los seguros industriales para naves?

La primera cuestión que debes dar por hecho es que, ser propietario o inquilino de una nave industrial implica contratar una póliza que la proteja indistintamente de que esté vacía. Tampoco importa si se utiliza para desarrollar una actividad empresarial o si la tenemos en alquiler.

En cualquiera de los casos, un seguro, es la única forma de proteger la propiedad y responder ante terceras personas en caso de que, a raíz de nuestra actividad, causemos daños físicos o materiales.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar un seguro para una nave industrial?

Las coberturas de seguro para naves industriales deberán ser acordes con los riesgos reales que presenta el local. Uno de los factores que hay que tener muy en cuenta es si la nave está vacía o si, por el contrario, dentro de ella se desarrolla alguna actividad laboral. Por otra parte, puede que la tengas alquilada a un tercero.

Suponiendo que la nave esté vacía, necesitarás un seguro que cubra los daños del continente (estructura de la nave) y la responsabilidad civil del local, esto es, los daños que tu nave pudiera causar a terceros.

Siempre se debe tener claro que el responsable de lo que ocurra en la nave es el propietario, por lo tanto, aunque estuviera alquilada, la obligación de contratar seguro para el continente y de responsabilidad civil le corresponde a él. 

Cuando la nave está destinada al almacenamiento o al desarrollo de un negocio, tendrás que contratar un seguro que cubra tanto el continente como el contenido. Cabe mencionar que el contenido son todos aquellos productos, bienes y enseres que se encuentren dentro de la nave.

Cuando la nave está alquilada a otra persona, lo que se encuentra dentro de ella (contenido) deberá ser asegurado por el inquilino. En cuanto a la responsabilidad civil, como ya hemos comentado, deberá correr por cuenta del propietario.

¿Cuáles son los tipos de seguros para naves industriales?

Tanto los propietarios, como los inquilinos, tienen acceso a diversos tipos de seguros para naves industriales, las alternativas son:

Seguro para el propietario de naves industriales

Seguro de responsabilidad civil inmobiliaria

La RC o Responsabilidad Civil, se trata de un concepto legal que obliga a las empresas o ciudadanos a que se hagan cargo de los daños a terceros que puedan generar. En el caso de seguro de responsabilidad civil para naves industriales, este cubrirá el coste de los daños que dicho inmueble pueda generar a terceros.

Seguros para el inquilino de naves industriales

Seguro de responsabilidad civil locativa

Este seguro se encargará de cubrir los daños que sucedan en el local, debido a la actividad del negocio que el inquilino lleva a cabo.

Seguro de responsabilidad civil patronal

Con este seguro se protege a los trabajadores de los daños que puedan sufrir mientras llevan a cabo sus actividades en la empresa.

Seguro de responsabilidad civil subsidiaria

Este seguro se hace cargo de cubrir cualquier daño que surja por empresas que son subcontratadas.

Seguro de responsabilidad civil cruzada

Es el complemento del seguro anterior, en este caso, se cubren los posibles daños de los trabajadores de las empresas que son subcontratadas.

Seguro de Fianzas y defensa civil

Con esta póliza se cubre cualquier siniestro que necesite una defensa judicial.

Seguros para propietarios e inquilinos

Seguros multirriesgo

Como su nombre hace referencia, estos seguros cubren diversos riesgos, desde robos, daños por fugas de agua, hasta incendios. Este tipo de seguros para naves industriales es perfecto tanto para propietarios como para inquilinos.

¿Son caros los seguros de las naves industriales?

Como cualquier tipo de producto que se comercialice, el precio del seguro dependerá fundamentalmente de la cantidad de coberturas que ofrezca, pero también del riesgo que presente la situación y las condiciones estructurales de la nave.

Se tiene en cuenta el tamaño, así como si está situada en pleno casco urbano o en un polígono industrial. Si la nave es de construcción reciente o, por el contrario, es de vieja construcción (circunstancia que encarecerá el seguro). Todo esto, junto con las medidas de seguridad de las que dispone, serán factores que la compañía de seguros tendrá siempre muy en cuenta para valorar la prima final.


"